¿Quién es Litxi?

Pues seguro que detrás de ese apodo se encuentra una historia. ¿Y quién mejor que yo mismo para contarla?

 

Hace ya algún tiempo iba caminando (pues así empiezan muchos de mis cuentos e historias) por mi juventud, como cualquier otro de mi edad, sin saber muy bien donde dirigirme hasta que un día, sin nada a mi alrededor que me llevara a ello, apareció un curso de tiempo libre. Desde entonces, la vida se llenó de animación.

 

Siguieron más estudios. Módulos de Animación Sociocultural, Animación de Actividades Físicas y Deportivas, Formador de Formadores. Y poco a poco, en la ciudad, en la montaña, en la playa, dentro de un museo, de un hotel, de una tienda de campaña o en una piragua, las historias y aventuras se sucedían.

La vida es un aprendizaje continuo y siguieron sucediéndose cursos y jornadas donde aprender más disciplinas: desde teatro, danza, baile hasta malabares y magia. Aprendiendo todo un mundo de métodos de enseñanza y aprendizaje no formales, desde otra perspectiva para enriquecer los procesos y desarrollo de la imaginación, del interés por aprender, de la motivación y del desarrollo de las emociones.

 

Y desde aquel entonces todo un mundo de experiencias, de lugares, de personajes y aventuras.  Sin parar de trabajar, sin parar de aprender.

 

Poco a poco el teatro entró a formar parte inseparable de mi vida. Rodeado de pequeños maestros, entre escuelas infantiles, los cuentos se transformaron en espectáculos. Año tras año, escuela tras escuela, biblioteca tras biblioteca, las historias se han ido mezclando con la realidad y todo ha ido cambiando. Desde esa pequeña escuela infantil, hasta una programación semanal hace ya 4 años, llenando cada domingo la sala han pasado muchas sonrisas, sueños, sentimientos y emociones.

Dos espectáculos, abarcando desde los 0 a las 8 años y con ganas de llegar al público juvenil. Y todo gracias a que hace 8 años nos juntamos para contar para adultos en una pequeña sala alternativa. Todo gira.

 

Pero, aunque mi trabajo sea monitor deportivo o monitor de tiempo libre o animador sociocultural o creador de mundos, no sé cual será mi trabajo futuro, lo que más me llena es poder transmitir un sentimiento, una historia, un cuento y, durante un instante, intercambiar miradas, gestos, risas y emociones.

 

El futuro no está escrito, pero seguro que habrá una historia que contar.

 

Si quieres más información pincha aquí.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now